Campeonato de España 2019

Este año, tras un año de liga social muy apretada hasta la última competición en Tous conseguimos clasificarnos para el autonómico que se celebró en febrero en Cortes.

Por circunstancias Jorge y yo no supimos hasta un par de días antes si podríamos asistir o no, finalmente pudimos participar y conseguimos el 5º puesto que nos daba el acceso al campeonato de España. Se veía cumplido uno de mis sueños como pescador. Junto a nosotros también se clasificaban Vicent y David en el tercer puesto, así como Cisco y Cristian en el 2º puesto.

El Campeonato de España se celebró los días 23 y 24 de marzo en el embalse de García Sola. El evento comenzó con la reunión de patrones y la recogida de dorsales y plicas.

Algunos habíamos podido entrenar aprovechando la celebración de la SiBass y la visita posterior para entrenar de Emilio y Jorge. Así que teniamos algunas ideas y sitios que podrían funcionar.

Cuando se dio la salida salimos en busca de nuestro primer “puestet” esperando que no estuviera ocupado.

Empezamos a pescar y a los pocos minutos Jorge tuvo una picada y la falló. Así seguimos en diversas zonas hasta que Jorge pudo subir al barco el que a la postre sería nuestro único pez del día. Durante el día tuvimos bastantes picadas que fallamos o partimos así que la clasificación nos arrastraba a la última posición en la manga. Algunos compañeros tuvieron mejor suerte como Cisco y Cristian que se alzaron con un buen cupo de 9 kilos, o Vicent y David.

Para Javi y Jorge fue desolador llegar al pesaje y ver las bolsas repletas de peces, en algunos casos, bastante buenos. De hecho, los ganadores de la manga Mario Asensio y Carlos Marín pesaron más de 11.5 kg.

Con la lección aprendida (demasiado tarde para nuestra desgracia) volvíamos al agua el sábado para la segunda manga. Volvimos a las zonas que nos habían dado picadas y esta vez sí, a los pocos lances noto una picada ya cerca del barco, clavo firmemente y subimos el pez al barco. Era un bass bastante bueno pero en esos momentos no estás para fotos ni pesos, al vivero.

Seguimos pescando pero los peces no estaban como el día anterior durante el resto del día Jorge logró subir al barco otros dos peces. El tiempo pasaba volando y no conseguimos adaptarnos a las nuevas condiciones del día respecto al día anterior. Así que con el tiempo justo salimos hacia la zona de pesaje, ya no quedaba tiempo para más.

Es un gusto poder estar en las piscinas de la cola del pesaje viviendo en primera persona el ambiente, la organización del evento fue muy buena.

Llegaba nuestro turno y como siempre ocurre “pieza mayor”, gritó el juez. Cuando saqué nuestro primer pez del día se empezó a oír un murmullo entre los asistentes. Lo dejé en la báscula y ésta se paró en 2.760 kg. Miré a Jorge con cara de incredulidad porque, con el ansia de la competición, ni nos habíamos percatado de las dimensiones del pez. Además de ser mi record personal se convertiría finalmente en la pieza mayor del Campeonato de España 2019.

El resto de compañeros hacían buenos pesajes destacando el de Cisco y Cristian que volvían a pasar de los 9 kilos y se alzaban con la sexta posición en la clasificación general. ¡Enhorabuena, campeones!

Aunque en la clasificación general el resultado de Jorge y Javi no fue muy bueno, Javi se queda con ese pez para el recuerdo y sobre todo por haber podido compartir esos momentos con Jorge, compañero en una y mil batallas.

Lo que comenzó en marzo como una temporada de competición de transición al no poder participar Miguel Franco terminó trayéndonos para casa el trofeo a la pieza mayor en el Campeonato de España, ¿Qué más se puede pedir?.

Asimismo la convivencia con los compañeros del club y del Alberic siempre es un recuerdo que queda para la posteridad. Fue un auténtico placer compartir un campeonato de España.

Para concluir, quiero hacer una reflexión sobre la gestión de la pesca en España. Mientras aquí en la Comunidad Valenciana se nos ponen las cosas cada vez más difíciles y el bass se sigue considerando una especie invasora condenada al sacrificio, en Extremadura con una riqueza ambiental infinitamente mayor a la de la Comunidad Valenciana, se han dado cuenta de que el lucio y el black-bass son un bien natural que se puede explotar de un modo sostenible. En Cijara, en García Sola, en Orellana, etc hay eventos de pesca todos los fines de semana que, en algunos casos, reúnen casi un centenar de barcos con todo lo que conlleva para los municipios colindantes como hospedaje, restauración, combustible, etc.

La pregunta es hasta cuando nuestros gobernantes seguirán desdeñado nuestro deporte como una actividad primitiva y cuando se darán cuenta que una posible forma de aliviar el problema de la España vaciada es fomentar las actividades relacionadas con la explotación sostenible del medio natural.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Bookmark the permalink.

Comments are closed.