Cijara y García Sola Xperience

Un sábado del mes de diciembre en Contreras estaba pescando lucios con mi compañero en este viaje, le comenté que para este año tenía como prioridad ir a Extremadura, más exactamente a Cijara, y a Caspe. No concretamos nada por que no había nada pensado aún…. y así transcurrieron más de 2 meses.

Lo que yo tenía pensado era ir a últimos de Mayo a Cijara acompañado con un experto total de aquella zona, todo un KVD made in Spain. Sin embargo, por diferentes maneras de ver el repartimiento de gastos, tuve que abortar la misión.

Al día siguiente, casualmente, recibo un WhatsApp del gran Jorge Civera diciéndome que me tenía que hacer una proposición indecente. Preguntándole de qué tipo de proposición indecente se trataba, éste me respondió si estaba dispuesto a pescar 4 días del pasado mes de marzo mano a mano en García Sola y Cijara.

A lo primero me pilló de sorpresa, le dije que en 2 días le daba una contestación. Planifiqué el tema de trabajo y demás, y sí, la propuesta era viable. Por tanto, mi respuesta fue positiva, me iba a hacer un set allí con Jorge. Como no, Jorge me sacó la licencia de Extremadura, preparamos todo y concretamos los días a pescar y embalses.

Tras quedar, Jorge me envió el punto exacto del embalse de García Sola donde debía acudir sobre las 11:30 de la mañana del martes 15 de Marzo.

Sin darnos cuenta llegó el 14 de Marzo y estaba preparando cañas, señuelos, el coche, el avío y todo lo que hiciera falta para que si los peces quisieran picar, fuera una experiencia inolvidable.

Las noticias que me llegaban de la expedición que llevaban 4 días en el Sola, tanto de muchos amigos pescadores habituales de Cijara y la zona, era de que a los peces les faltaba aún un poco y que aún estaban duros.

Dos días antes había sido la Sibass en Cijara y los resultados a juicio de muchos y grandes pescadores habían sido peores de lo que se esperaba y que los peces no habían terminado de dar la cara.

La expectativa era algo complicada, pero para los que sabemos que la pesca hoy te da y mañana te quita, o lo que hoy es blanco mañana puede ser negro, no nos tira atrás. Más bien todo lo contrario, aún te da más ganas para afrontar estos días y centrarnos en nosotros, nuestro momento y nuestros días.

El día 15 a las 6:30 de la mañana puse el GPS rumbo a Valdecaballeros y la BAV-7113 que me llevaría a encontrarme con mi amigo.

A las 10:30 de la mañana estaba almorzando en Herrera del Duque y más o menos a la hora que habíamos planeado estaba en el embarcadero de García Sola por la zona de Valdecaballeros. Desde la carretera ya vi el Terrano de Jorge con la Nitro y la cámara Xiaomi Yi dispuesta para la acción.

IMG-20160329-WA0037.640x480

Al llegar puse todo colocado en el barco y salimos hacia el punto elegido para este día, el río Guadalupejo, una de sus orillas donde habían sacado peces. Mis amigos me habían dicho que estaban los peces orillados, así que empecé a pescar con jerkbait duro, jerkbait blando y crankbait. A los 20 minutos decidí que iba a pescar algo más abajo, como no, con mi inseparable Fat Baby Craw de mi marca de vinilos favorita GYCB. En mi primer lance pegado a la orilla con un tungsteno de 1/2 oz, tuve una primera picada, clavé algo tarde y tuve clavado ese pez unos segundos hasta que se soltó. Mala suerte, pero a la vez creí que ese era el camino. Así que ya me planee un patron mental de darle al cangrejico a texas quizás con un tungsteno de 10 gramos en vez de 14 gramos (1/2 oz) con un fat baby craw en color electric blue. Seguimos orilla adelante y 30 minutos más tarde, esta vez sí, sobre los 5 metros de profundidad una picada clara. Este pez no se soltaba y subía al barco, ¡qué alegría!

20160315_132019.640x480

Terminamos esa orilla y fuimos a una punta con una profundidad de 4 metros y eso que estábamos alejados de la orilla. Puse el crankbait de nuevo y nada, ningún pez en esa orilla. De ahí nos subimos aguas más arriba del Guadalupejo donde paramos a comer, pescamos sus puentes y nada.

IMG-20160329-WA0042.640x480

De ahi nos fuimos al río Guadiana donde tuve otra picada que falle, y Jorge saco su bass.

Poco más duró el dia, pues se puso a llover y teníamos que irnos a Poblado de Cijara para instalarnos en las cabañas de madera de Poblado. Con esos dos peces nos despedimos hasta el último día de pesca en el Sola.

Camino de Poblado, como no, paramos a ver la gran presa de Cijara.

IMG-20160329-WA0036.640x480

IMG-20160329-WA0030.640x480

Sobre las 19:30 de la tarde llegamos al Poblado a instalarnos en esas lujosas cabañas de madera con todo tipo de comodidades.

IMG-20160329-WA0038.640x480

IMG-20160329-WA0041.640x480

IMG-20160329-WA0040.640x480

IMG-20160329-WA0039.640x480

Tras una ducha, cenamos y nos preparamos para afrontar uno de esos días con los que uno sueña, después de asistir a la Euro Nitro 2013, volver a todo un Cijara.

A las 7:30 de la mañana suena el despertador y uno se despierta pensando en lo que tiene por delante. Y varias preguntas se hace uno ¿picaran?, ¿qué zonas?, ¿qué señuelos?, ¿coberturas?, ¿a fondo?, ¿en superficie?, ¿a la caida? Algo sí que teníamos claro era que había que pescar desde Helechosa de los Montes hacia Villarta de los Montes, donde estaba la temperatura del agua más caliente que en la zona de las Minas, o en las Buitreras o en el Estena. Así que después de botar la Nitro nos presinamos y empezamos a navegar más allá del puente de Helechosa.

A esa velocidad y con una niebla sobre el embalse, hacía fresco, pero ahí estábamos continuando la navegación hasta la zona que mis amigos nos habían recomendado. Pasamos el puente y seguimos, seguimos hasta una gran recula a la derecha, por simple apariencia o intuición paramos ahí. Empezamos a probarlo todo, jerkbaits duros, blandos, entre las algas y la orilla, entre las algas y aguas más profundas, paseantes por diferentes zonas, senkos a la caída en los huecos de las algas, ikas con insert, de todo. La primera hora y media de tanteo se pasó muy rápido, sólo con verte en medio de ese océano, uno está como en una nube.

Dentro de esa misma recula cogimos otra dirección y pensamos que íbamos a pescar igual que en el Sola, detrás de las algas a Texas.

Como no, la Saint Croix Avid está siempre preparada. Me puse a lanzar el cangrejo, en esta ocasión el Fat Baby Craw en color 021 negro con pinzas azules con plomo tipo bala de 3/8 oz, pescando en torno de 3 a 6 metros pasando el cangrejico lento por las zonas querenciosas. En 10 minutos probando este nueva táctica, noto una leve picada y un paron del señuelo, clavo bien y ahí estaba ese primer bass de Cijara en el salabre.

IMG-20160329-WA0021.480x320

Seguimos la misma orilla sin variar absolutamente nada. Como no, Jorge se animó a poner la cámara a grabar por
si acaso era el día de nuestras vidas tenerlo para el recuerdo. Continuamos la orilla 10 minutos más tarde, misma ubicación y de nuevo el cangrejico del genio Gary lo coge otro bass. Picada suavecita que acerté sin dudar y el segundo pez sube de nuevo al barco.

Estábamos contentos, parecía que estábamos dando un poco con el patrón o al menos ahí estábamos haciendo lo que podíamos.

Seguimos por esa orilla de la misma manera hasta el final de la recula sin picadas. Cambiamos algo y pescamos con ikas con insert y drop, pero no conseguimos nada mas. Así que nos pusimos a almorzar como si en Cortes estuviéramos.

Habíamos sacado 2 peces pero sabíamos que estaban duros y que se iba a complicar la cosa. Así que buscamos las cercanías de Villarta de los Montes. Probamos de todo en esa zona, crankbaits, jigs, drop, texas y parece que los peces no daban la cara.

Hubo un momento que no sabía exactamente donde estaba, pero con el GPS de la sonda del barco bajamos al
puente de Helechosa. Pescamos una orilla de la izquierda, una reculica que nos pareció buena. Nos metimos a pescarla tranquilamente. A mitad de recula dice el campeón de la liga del 2014: “Mira un arbol al estilo de Cortes”, lanzo su jig con suavidad y ahí estaba su primer pez del día.

Seguimos en esa recula y en una zona cercana a ese árbol había unas piedras sueltas por el fondo. Me dió buena sensación y como no, lancé mi cangrejico, en esta ocasión el color 325 (brown indigo). Un bass lo arrastra sin darme tiempo a clavar, saco el señuelo del agua, lo coloco bien en el anzuelo y vuelvo a lanzar al sitio. Lo dejo quieto, esta vez sí, tap tap y clavada. Tengo que reconocer que este pez me supo a gloria bendita haciéndome liberar toda la adrenalina, pues ya eran 4 horas sin picadas.

IMG-20160329-WA0023.640x480

Terminamos de hacer la reculica que nos había dado 2 peces y fuimos a otra cerca que fuera por el estilo. Sin aire, con cierta pendiente y por supuesto con algas. Eran las 5 de la tarde y entonces paramos a comer algo. Continuamos por la orilla y cambié el color de cangrejo, en esta ocasión el green pumpkin (196) – también conocido el Guadiana. En eso se me ocurre lanzar muy ajustado a la orilla, pasando las algas y en la misma orilla otra picada y clavada. Me tocó sacar el pez a través de un algar a lo bestia. El Yamatoyo no cedió
y ese bass de Cijara subió al barco de nuevo.

IMG-20160329-WA0018.640x480

Ese sería mi ultimo pez del día. Seguimos por la recula, vimos un ataque y probé a tirar el Evergreen Showerblows Shorty, pero nada. Mientras a Jorge le cortó un lucio su señuelo. Dejó esa caña y cogió otra para lanzarle delante a un pez que había visto deambulando por la orilla. Jorge clavó otro bass con su cangrejo en
color 196 de GYCB.

IMG-20160329-WA0025.640x480

Era ya algo tarde y cambiamos de recula volviendo a donde saqué por la mañana los 2 primeros. Yo empecé a recoger, pues había que volver a Poblado, sacar el barco e ir a Puerto Rey a repostar gasolina a la Nitro. En ese momento mientras yo recogía, Jorge que hasta que no lo abraza la luna no se da por vencido, clavó a Texas su tercer pez entre las algas.

Pensamos que lo más prudente era volver ya, antes de que se hiciera más de noche. Estábamos a unos 22.5 kilometros de distancia del coche y faltaba poco para ponerse el sol. Así que repleguem banderetes y Jorge me dejó llevar la Nitro hasta el coche. Le dimos la caña pertinente y en unos 20 minutos estábamos en el coche sacando el barco.

IMG-20160329-WA0008.640x480

Finalmente nos dirigimos a Puerto Rey a recargar el tanque de gasolina.

Como no, cenamos como señores y dejamos todo listo para otro día.

Al día siguiente de nuevo, a las 7:30 arriba, desayuno y salimos hacia el agua. En 5 minutos el barco estaba en el agua y con buenas rampas hormigonadas, ¡qué maravilla!

Salimos derecho a las aguas de Helechosa buscando réculas. Empezamos de nuevo con todo a ver que patrón saldria hoy. Los primeros compases del día, nada. Cambiamos de orilla y en una orilla de piedra en la entrada de una recula, Jorge clava su primer bass del dia con un jig, ya no hacíamos porra.

IMG-20160329-WA0020.480x320

Seguimos haciendo la recula y nada. Almorzamos y en la punta contraria, otra vez con jig Jorge vuelve a sacar otro bass.

Cambiamos de zona buscando réculas nuevas y algunas que hicimos el día anterior con todo, nada. El viento y un descenso de la temperatura era más que notable. Los peces no estaban como el día anterior, habían ganado en profundidad e inactividad. Los peces que el día anterior estaban detrás de las algas en una profundidad de unos 4-5 metros, hoy estaban a 10 metros y más posicionados en las puntas.

Ahí fue donde a las 4 de la tarde Jorge saco en la misma punta 2 peces seguidos a unos 12 metros de profundidad pescando a drop-shot con una finesse worm de Zoom en color watermelon seed.

Eran las 4 y media de la tarde y decidimos bajarnos a la zona del río Estena a probar más reculas. Nos metimos casi al final a la izquierda, en una recula kilométrica con el agua más turbia y más fría, nada.

Eran las 5 y media de la tarde y nos fuimos cercanías de las Buitreras a pescar puntas con jigs, a Texas con media onza y drop-shot con 10 gr, pero nada, de ninguna manera.

El viento era más fuerte en lo grueso del embalse y un frío de mil demonios. Así que a las 6:30 de la tarde decidimos recoger e irnos para las cabañas.

De esta manera nos despedíamos de Cijara con unos resultados, a mi juicio,y viendo los resultados de la Sibass y del Open de Orilla, y sin conocer nada el embalse, creo que aceptables, con 7 peces el primer día y 4 el segundo día, todos ellos de 1.4kg a 2.0kg. Peces aparte, el disfrute y pescar ahí sin presiones, ya sólo con eso uno es feliz.

Última noche en las cabañas de Cijara para al día siguiente cambiar de escenario.

20160315_221019.640x480

Sólo pescaríamos hasta las 12 de la mañana, pues teníamos que guardar el barco en el garaje y emprender el viaje de vuelta.

A las 9 de la mañana estábamos en la rampa de García Sola y ya ni montamos cámara ni apechusques. Sólo saqué 2 cañas cañero y Jorge igual. Sin complicaciones nos fuimos a la orilla donde el primer día tuve las picadas, al río Guadalupejo. Probamos jerkbaits duros y nada. Así que decidí dejarme de historias y repetir con el texas y el cangrejico GYCB en color electric blue.

Pescando la orilla lentamente y con cierta tristeza por que se acababa lo bueno. Los peces seguían duros y ya empezaba a llover, pero donde menos me lo esperaba, tap tap, clavada y un bonito bass del Sola.

IMG-20160329-WA0012.640x480

Volvimos por la misma orilla y a la media hora más o menos, más profundo esta vez, sobre los 8 metros, otra picada leve y otro bass. Esta vez de tamaño inferior.

IMG-20160329-WA0013.640x480

Ahora sí que ya sabía que ese sería mi último pez de este viaje, pues sólo ya estuvimos 10 minutos más y sin picadas. Nos fuimos a recoger el barco y guardarlo en el garaje que los compañeros tenían contratado en Valdecaballeros para una nueva próxima expedición.

Nos llevamos los trastos cada uno a su coche, lo dejamos todo en perfecto estado y a las 14h de la tarde estábamos llenando los depósitos de gasoil para el viaje de vuelta.

Nos picamos y a las 3:30 de la tarde estábamos en Piedrabuena en Los Pucheros para comer bien comíos para continuar, uno a Valencia y otro a Casas Ibañez.

Nos despedimos y sobre las 6:30 de la tarde estaba en Casas Ibañez a dejar cada cosa en su sitio.

Espero volver pronto y pasarlo como estos 4 días. Ójala tengamos la suerte un poco más de suerte con unos peces más activos. En resumen, 4 días de pesca en una zona y embalses privilegiados con un amigo que poco hay que decir de el, una persona no 10, un 11. De nuevo, muchas gracias por haber contado conmigo para estos sets en tierras extremeñas.

¡Un saludo a todos y buena pesca!

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Bookmark the permalink.

Comments are closed.