1er Concurso de Pato

El año pasado los participantes de la liga social de orilla me solicitaron emprender una nueva aventura que no era otra que poder celebrar competiciones sociales desde pato.

Viendo que últimamente esta modalidad ha vuelto al mundo del bass con más fuerza que nunca, y que algunos socios de nuestro club ya han participado en varios autonómicos, e incluso se han clasificado para los campeonatos de España y hay quien como José Antonio Mazaira Balboa (El Gallego) fue campeón de España desde pato.

De hecho, hace tan solo unas semanas que se celebró el ultimo autonómico de pato en Beniarrés, y un buen nutrido grupo de nuestro socios estuvo allí consiguiendo estar entre los mejores: Jaime Laguarda Bascuñán y Juan Miguel Romeo Bartual (Jumi) consiguieron un tercer y cuarto puesto, respectivamente, que le otorgan sendas plazas para el próximo campeonato de España.

Dados los antecedentes, pensamos que era el momento de iniciar esta nueva andadura y proporcionar a todos nuestros socios la posibilidad de poder tener sociales desde pato, y sobre todo disfrutar de esta nuestra gran afición con una modalidad más.

Volviendo a donde lo dejamos en la anterior crónica, después de celebrar el sábado por la tarde el social de orilla de Cortes, nos esperaba una larga noche en la orilla de Cofrentes donde cenaríamos todos juntos a la luz de nuestro tubo fluorescente alimentado por batería. Al igual que el año anterior se convertiría en una noche épica, para no olvidar en muchísimo tiempo.

Nos dimos cita en la zona conocida como “El campo del cura”. Nos estaba esperando otro integrante nuevo del grupo, que se unía a nosotros por primera vez y que como no, terminaría dando su no menos y esperado concierto de buenas risas. El ilustrísimo showman, Juan Diego Sabalete, o como dirían los alemanes “Banndeverdhe”.

Así que con las luces de nuestros faroles fuimos montando tiendas de campaña.

IMG-20140622-WA0027.640x480

IMG-20140622-WA0014.640x480

A continuación, sacamos los mejores manjares que cada uno de nosotros portaba, para compartirlos y degustarlos conjuntamente: setas de campo, chorizos criollos, empanadas, pinchos morunos, ¡ummmm!

IMG-20140622-WA0017.480x320

IMG-20140622-WA0012.640x480

Uno no sabia por donde empezar a atacar los variados menús que íbamos presentando a la mesa. Todo ello bien regado con el buen vino de tierras de Cenizate de nuestro amigo Sergio.

IMG-20140622-WA0013.640x480

IMG-20140622-WA0011.480x320

Entre bocado y bocado íbamos charlando de nuestras experiencias en el social, así como otras vividas durante otros momentos, de las cuales descubríamos nuevos lugares y técnicas que cada uno aportaba en sus conversaciones. Como no, también había cabida para anécdotas que nos hacían cada vez más gracia según pasaban las horas y los litros de vino y cerveza iban desapareciendo.

IMG-20140622-WA0008.480x320

Tras hinchar el buche empezaron los Gin Tonics, que coste que sólo para aliviar la pesadez de tanta comida. Había quien echaba en falta un poco de maíz para tentar de nuevo a las carpas de noche, o quien quería salir a buscar las ranas que de fondo nos cantaban, o quien intentaba contar los miles de mosquitos que se apelotonaban entorno a la luz. Llegada la madrugada había quien quería retirarse para descansar un poco, pero aun no había llegado a su morada, se daba media vuelta y volvía al grupo sin otra intención que no perderse nada de lo que pasara esa noche.

IMG-20140622-WA0006.640x480

La frase más repetida de esa noche no fue otra que “sin trampa, ni cartón”, aquí lo pasamos divinamente, “sin trampa, ni cartón”, esto hay que repetirlo más veces, “sin trampa, ni cartón”, el que se pierde esto no sabe lo que se pierde, ¡siiiii!, “sin trampa, ni carton”.

Ya a sólo un par de horas para amanecer algunos decidimos hechar una cabezadita. Otros querían acompañar a algún integrante del grupo para hacerle caricias, jejeje, y hubo un par que decidieron que esto no se acababa.

Por mi parte llevaba una horita durmiendo cuando unos extruendos de música del grupo Metallica a todo volumen, me hacían sobresaltarme. Por encima de la música se oían gritos de: “Lo que pasa en el embalse se queda en el embalse” como en “Las Vegas”, y más risas y cachondeo. Sin darnos cuenta llegó la hora de levantarse para recoger todo e ir preparando para comenzar el primer social de pato de la historia del Valencia Bass Club.

Mientras unos inflaban su pato, otros tomábamos algo de desayuno y seguíamos entre risas y cachondeos conversando entre nosotros al mismo tiempo que le dábamos la bienvenida a Chema, otro participante del social de pato que iniciaba su andadura con este gran grupo de amiguetes.

A mi me tocaba hacer de padre y les indicaba que si alguien no se encontraba en condiciones psicofísicas para afrontar el social, que por favor no se metiera en el agua. No quería verme llevando la bandera del club y una medalla al merito póstumo a casa de nadie.

Haciendo oídos sordos, los participantes fueron acomodándose en sus patos y dimos la salida al primer social de pato. El escenario, el embalse de Cofrentes (Embarcaderos) era nuevo para todos nosotros. Así que con el recuerdo del día anterior de lo duros que estaban los peces, fueron dando sus primeras aletazos en búsqueda de un triunfo.

El día amanecía soleado y prometía ser muy caluroso que junto al cansancio del día y noche anteriores hacia presagiar lo que pasaría después.

Los participantes obtuvieron capturas e incluso algunas válidas para el pesaje, pero lo que predominó fue el cansancio y varios de ellos se retiraban antes de acabar el horario establecido.

Por mi parte decidí no participar por faltarme tiempo para todos los sociales, y les dejé a ellos que se organizaran un poco. Me fui a volver a intentar pescar algo a Cortes y me vine igual que me fui. A mi vuelta al embalse de Cofrentes dos horas antes de acabar, ya había algunos de los participantes en la orilla , empezando a recoger trastos, y lamentando que el calor y cansancio los habia hecho retirarse.

Sin embargo, había quien como Francisco volvía a puerto con una buena captura, al igual que Sabalete con un par de ellas. Israel también se acercaba a la orilla con un par de capturas. Jumi y Josele apuraban hasta el final casi con suertes diversas. Jumi lamentaba no haber obtenido ningun bass de más de 32 centímetros, y Josele con un bass de buen tamaño.

Los participantes seguían con sus comentarios y anécdotas de la mañana. La más destacable la protagonizó Sergio, que dio un susto de muerte a David al verlo insconciente sobre su pato. David se acercó a ver que le pasaba y este último solo dormía y roncaba mientras mantenía su caña lanzada a fondo . Sergio decía que sólo estaba cerrando los ojos para centrarse mejor en detectar la picada, como tal monje shaolin centra su mente en un solo objetivo.

Pasando al pesaje, Israel trajo un par de peces que lo habilitaban como el primer vencedor del primer social de pato del club con un peso total de 2.810kg.

IMG-20140622-WA0003.480x320

Sabalete conseguía el segundo puesto con dos peces también y un peso de 2.480kg.

IMG-20140622-WA0005.480x320

Josele y Francisco con un pez cada uno obtenían el tercer y cuarto puesto con 1.200kg y 1.090kg, respectivamente.

IMG-20140622-WA0004.480x320

IMG-20140622-WA0002.480x320

La pieza mayor y ganadora de spinnerbait y jig Green Devil, fue para Israel con un pez de 1.610kg.

Fueron pocos los peces que se sacaron, pero destacar que todos pasaban de un kilo. Mucho más meritorio teniendo en cuenta que el escenario era nuevo para todos, que el calor era sofocante y que el cansancio hizo mucha mella entre los participantes. Tengo que decir que este escenario en otro momento y condiciones puede ser muy buena para la práctica de la pesca del bass desde pato.

Mientras recogíamos todos los trastos íbamos comiendo algo y despidiéndonos unos de otros con ganas de llegar a casa y descansar después de un fin de semana con mas risas que pesca, pero contentos por lo bien que lo habíamos pasado.

A continuación pongo la clasificación del primer social de pato del club:

Posición Participantes Nº piezas Peso total Puntos Total
Israel Soto 2 2,810 30 32,81
Juan Diego Sabalete 2 2,480 26 28,48
Josele Furino 1 1,200 24 25,20
Francisco Valera 1 1,090 22 23,09

Y recordad: “Aquí no hay ni trampa, ni cartón”.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.