4º Social VBC (Doble – manga de tarde)

Un año más, llegaba el doble, competición esperada durante todo el año porque se pasa más tiempo con los compañeros del club y se disfruta de algo más que pescar pero, a la vez, temido por lo dura que suele ser la segunda manga, la del domingo por la mañana, en la que los basses ya vienen escarmentados del día anterior y a lo que se suele unir unas condiciones meteorológicas de sol y poco viento.

Los entrenamientos se dieron más o menos bien a aquellos que pudieron ir a practicar, lo cual cargaba de moral a esos equipos. Otros equipos no habían entrenado pero esperaban poder dar con los basses.

La primera manga se desarrolló con un fuerte viento de poniente, con una media de 25-30km/h lo que podía hacer que los basses estuvieran diferentes a los entrenamientos, como parece que así fue. Este fuerte viento causó especialmente problemas para uno de los equipos participantes que, a los pocos minutos de iniciarse la manga y, tras llegar a la zona de pesca y coger el salabre de la proa para dejarlo en la popa, éste se desplazó lateralmente por la plataforma de la barca hasta golpear una de las cañas y cayó al agua. En un intento desesperado de recuperar la caña, el patrón de la barca soltó el salabre, que terminó cayendo también al agua. La mala fortuna no terminó ahí ya que, al estar todavía sentado en el asiento y hacer un movimiento rápido y brusco par tratar de alcanzar la caña y/o el salabre, el volante de la barca hizo de palanca con la pierna derecha y supuso una sub-luxación de la rodilla que provocó un dolor físico y mental para el resto del doble.

Las horas fueron pasando y los peces iban saliendo, aunque no eran tan grandes como quisiéramos. El viento, unido a que este año se rebajó la talla mínima a 30cm hizo que gran número de embarcaciones llegaran a pesaje con cupo, lo cual siempre anima a la gente ya que a todos se nos llena la boca cuando llegamos a pesaje y dices «cupo».

El destino quiso que la pareja ganadora de la primera manga del doble fuera la misma que horas antes había sufrido el infortunio de la caña/salabre/rodilla. Tal vez fue una especie de contraprestación desde el cielo, ¡Quién sabe!. Vicent y Morete lograron capturar un cupo de 7350gr.

En segundo lugar, quedaron Jorge y MIguel Franco con un cupo de 5960gr.

En tercer lugar, completando el podium, un equipo entrañable, Pepe y Juanito, que consiguieron capturar el cupo en poco más de una hora y luego se dedicaron a cambiar peces. En total, pesaron 5570gr.

En cuarto lugar, el «xic més dolç del club», Fede y David Baides, con un cupo que pesó 5270gr. Véase la cara de felicidad de Baides. La pieza mayor de este social la sacó Fede, con un bass de 2160gr.

En sexto lugar, David García y Víctor Cuevas, con cupo de 3400gr.

En séptimo lugar, Cristian Piqueras y la siempre agradable Susana, con  4 basses que pesaron 2610gr.

En octavo lugar, Víctor Hernández que, en ausencia de Sebas por trabajo, consiguió sacar un bass de 2kg y pesar un total de 2600gr.

Aquí la clasificación completa de la manga. Nuevamente, la clasificación general sufría un vuelco con un nuevo líder pero con todavía mucho por delante por decidir.

Tras el pesaje, llegó la hora de la cena. Desde estas líneas, agradecer al club y a la Junta Directiva todo lo que se preocupan por la organización de esta cena.

Como suele ser habitual, la noche fue larga para muchos. Berni, que informó de su próximo casamiento, invitó a cava. Felicidades Berni!

Continuará…

Bookmark the permalink.

Comments are closed.