2º Concurso Social

Tras 3 largos meses de espera sin competiciones sociales, llegó el día de sentir el gusanillo de la competición, de esos momentos de incertidumbre… ¿Vamos hacia el Ral o hacia los cañones de la presa? ¿Nos la jugamos a pescar rápido o vamos a pescar a conciencia esta zona? Probablemente estas fueron preguntas que estaban presentes en muchas de las embarcaciones participantes.

La época de la postfreza es una época de transición muy complicada en la que se pueden encontrar peces en diferentes patrones según estén más o menos avanzados, lo que incrementa las dudas sobre cuál es la mejor forma de intentar engañarlos.

Esta pasada primavera había sido menos cálida que la media de los últimos años a lo que, unido a las constantes subidas y bajadas del embalse, ha supuesto que los basses hayan estado más retrasados que lo que suele ser habitual. Durante los entrenamientos de la semana anterior se pudo comprobar esto ya que había algunas nubes de alevines con el macho cerca así como parejas de basses todavía preparando nidos. Los entrenamientos fueron mejor o peor en función de las embarcaciones pero, en ningún caso, se consiguieron grandes cupos, más bien lo contrario.

Los instantes previos a la salida son siempre emocionantes y sinónimo de nervios y tensión, nervios que se ven acrecentados cuando se escucha la tan esperada frase de Juanito, nuestro Juez, de “Un minutooooooooooooo”. En esos momentos empieza la cuenta atrás y aprietas la mano en el acelerador del motor esperando el momento.

En esta ocasión, los equipos que tenían número par salieron en primer lugar. Aproximadamente, un 40% se fue en dirección cañones de la presa, otros 40% en dirección Río y el resto en dirección Ral. Era el momento de salir de dudas. Para aquellos que no pudieron ir a entrenar, ¿Estarían los basses tan complicados como la gente dice? Para los que habían estado la semana anterior ¿Estarán igual que la semana pasada y en los mismos sitios?

Sí que se observaron cambios significativos en el embalse con respecto a la semana anterior. El nivel del agua estaba prácticamente a tope, a diferencia de la semana anterior. El color del agua tampoco fue el mismo ya que había zonas con el agua más tomada que días atrás, lo que pudo cambiar las ideas de algunos participantes. Por último, la temperatura del agua era un par de grados más elevada. Pequeños detalles pueden provocar grandes cambios. Probablemente, algunos equipos les hubiera gustado que no hubiera cambiado nada, o tal vez sí…

Durante el transcurso de la competición una pareja participante se encontró con una situación que a ninguno nos gustaría que le pasara. Tuvieron que atender a una Nitron One (embarcación no participante) que estaba por la zona de la isla del Río que se había quedado sin batería y no podía arrancar. Sobre ella iba un matrimonio joven con dos niños pequeños algo asustados por la situación. Tuvieron suerte de encontrarse con una pareja que llevaba a bordo una herramienta que sirvió para arrancarles la batería y que se pudieran ir a casa sin problemas. Se trata de un arrancador de baterías, totalmente recomendable para cualquier embarcación el llevar algo de este tipo… No solamente te puedes salvar a ti mismo durante una competición sino que también puedes ayudar a los demás.

Tras haber socorrido con éxito a la familia de la Nitron, se avisó a Juanito de la situación a lo que él les agradeció el gesto. Ante estas situaciones, hay que olvidar que estás en una competición y hacer todo lo posible por ayudar a los demás. En este caso, la historia terminó bien para todos.

Como suele ser habitual, las horas de pesca fueron pasando muy rápidas. Hubo algunos equipos que lograron capturas a primera hora mientras que otras no lo consiguieron hasta la parte final del concurso. Sea como fuere, todos coincidieron en que la pesca estaba francamente difícil lo que, desgraciadamente, viene siendo habitual en Cortes en los últimos años en, prácticamente, todos los sociales.

Tras cumplirse las 7 horas de concurso, se pudo comprobar como algunos equipos habían logrado engañar a un buen número de basses. Hubo 3 equipos que se plantaron a pesaje con 4 peces, la mayoría delgados debido al desgaste de la freza, mientras que otros 3 equipos consiguieron presentar 2 peces. El resto uno o ninguno.

Los ganadores de este 2º social fueron Serafín Mendoza y D. Pérez con 4 peces de tamaño muy similar que pesaron 6.210 gramos. Sin duda, dieron con la clave en una jornada muy complicada. Enhorabuena!

Los 2º clasificados fueron José Luis Munera “Mune” y Ricardo “Richi” Montoya que, sin haber ido a entrenar la semana anterior, consiguieron hacerse con 4 basses que pesaron 4.080 gramos, volviendo a la senda de tan buenos resultados que protagonizaron la temporada anterior, donde se convirtieron en los “Rookies of the year”.

El podio lo completaron Fede Romeu y Víctor Cuevas, con otros 4 basses que pesaron 3.780 gramos. No resulta nada extraño verlos en puestos de arriba dado que el año pasado rondaron esas posiciones durante muchos de los sociales.

De tres parejas que presentaron 4 peces, pasamos a otras 3 que presentaron 2 peces. No hubo ninguna pareja que presentara 3 basses.

Los 4º clasificados fueron Javi Villanueva y el nuevo juez autonómico, Cristian Piqueras. Con dos bonitos basses, pesaron 3.520 gramos, con un bass de 2.100 gramos, que se convirtió en la pieza mayor del social. Felicidades!

Los 5º clasificados fueron Cristian Casanoves y Francisco “Cisco” Segarra, que presentaron también 2 buenos peces con un peso de 3.220 gramos.

Los 6º clasificados fueron Vicent Castellano y David García, presentando 2 basses que pesaron 2.600 gramos.

Algunos equipos más consiguieron llegar a pesaje con capturas. Aunque no disponemos de fotografías de todos ellos, aquí os ponemos algunas más.

El “Presi” Miguel García y Berni Zárate salvaron el siempre tan temido bolo con un buen bass. Quién sabe si el sombrero de paja fue el que le dio suerte!

Jorge Civera y Javi Sánchez también consiguieron algunos puntos gracias a este bass. Javi, que vuelve a la competición después de varios años, volvía con ilusión.

Desde aquí animar a todas aquellas parejas que no consiguieron presentar ningún bass. La mala suerte, por desgracia, también está presente en forma de pérdida de peces, roturas, etc.

Tras el pesaje, se hizo entrega a los ganadores  de este social y al equipo que capturó la pieza mayor, del premio de 50 euros en material de Westin, Seaspin, Sportex Germany y Climax. cuyo distribuidor es Jorge “Garper” García, de la tienda El Rincón del Pescador.

 

Esta fue la clasificación del 2º social:

Tras este social, la clasificación general provisional es la siguiente:

Como se puede observar, los primeros puestos de cabeza están sumamente apretados, lo que anima a los participantes a seguir luchando por mantener o mejorar las posiciones. Queda todavía mucha liga pero, actualmente, está muy interesante. Muchos equipos en posiciones más atrasadas todavía no han dicho su última palabra y el próximo doble del mes de julio promete emociones fuertes.

Saludos y buena pesca!!

 

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.